Parece que por fin se acerca el buen tiempo. Suben las temperaturas y el sol empieza a ganar protagonismo. Por eso hoy voy a dedicar este post a la importancia de cuidar la piel y sobretodo de la necesidad de protegerla de la radiación solar.

Una larga exposición al sol no solo puede causarnos insolación, sino que supone ciertos riesgos para la epidermis. La piel sometida a largos ratos de radiación solar puede verse afectada con aparición de manchas, una aceleración en el proceso natural de envejecimiento, pérdida de una apariencia tersa y firme y también se vuelve más susceptible de desarrollar algún tipo de cáncer de piel.

Por eso hay que tomarse en serio las indicaciones de los especialistas, que recomiendan una exposición responsable y sobretodo el uso de protectores solares.

Beneficios de usar protector solar

¿Por qué usar protectores solares? Pues porque son muchos los beneficios que aportan. Usar protector solar:

  • Nos protege de un envejecimiento prematuro de la piel.
  • Previene el cáncer de piel
  • Permite que la piel se broncee de una forma saludable
  • Mantiene la piel hidratada
  • Previene la aparición de manchas y arrugas
  • Reduce la aparición de pecas por exposición solar

Hay estudios que demuestran que usar protector solar a diario y de forma sistemática hace que no se sufran permutaciones en la piel causados por el sol. Así que, si un@ se acostumbra a usar protector solar como base, tiene mucho ganado.

Evidentemente, cualquier persona que se haya sometido a un tratamiento de micropigmentación deberá proteger la zona de cualquier exposición solar. La zona tratada no deberá exponerse de manera directa a los rayos del sol, pero, además, como prevención se recomienda usar protector.

¿Y si uso maquillaje?

Si usas maquillaje a diario, no te preocupes, simplemente se trata de añadir un paso más en tu rutina matutina. Antes de aplicar la base de maquillaje, se debe aplicar una capa de crema solar de alta protección y una vez esta haya sido absorbida por la piel, ya se puede aplicar el maquillaje.

A veces se asocia la protección con el hecho de que la piel no va a broncearse. Esto es una creencia falsa. De hecho, el bronceado que se adquiere usando protección suele ser más bello y duradero, así como saludable