Cesárea y micropigmentación

El embarazo es un proceso muy bonito por el que se debe pasar para ser mamá, pero también es un proceso que requiere muchos cambios físicos y emocionales en la mujer.

Si todo va bien y no hay complicaciones, tendrá lugar un parto vía vaginal, pero en otras ocasiones y por distintos motivos, puede llevarse a cabo una cesárea. Actualmente la práctica de intervenciones por cesárea es mucho mayor a la de hace algunas décadas.

Una cesárea es una intervención quirúrgica y como todas las intervenciones quirúrgicas, deja tras de sí una cicatriz.

Gran avance en los resultados de cicatrices

De igual manera que han avanzado las técnicas en el campo de la cirugía, también han mejorado mucho las señales que deja tras de sí una intervención quirúrgica y es que también han evolucionado las cicatrices que quedan después de este tipo de intervenciones. Las técnicas de los cirujanos han avanzado estrepitosamente. Cada vez son más pequeñas y se intentan localizar en lugares lo más discreto posible. Se intenta ser lo menos invasivo posible, de manera que puedan disimularse con facilidad y queden tapadas con las braguitas o pantalones. En general también suelen ser trabajos finos y cuidados, para intentar dejar una marca mínima.

La micropigmentación como solución

Muchas mujeres lucen orgullosas su cicatriz de la felicidad ya que la consideran un recuerdo de algo maravilloso, pero otras, no menos orgullosas, prefieren disimularla. Los motivos pueden ser varios y diversos. A veces se trata de una mala cicatrización, en otras ocasiones porque está demasiado a la vista o porque el cosido no está bien acabado…sea cuál sea el motivo, la micropigmentación puede ser una muy buena solución, porque sentirse bien por fuera es muy importante para sentirse bien interiormente. Porque solemos proyectar nuestro yo interior en nuestro yo exterior. Es muy importante sentirse bien para poder gozar de un bienestar óptimo y es saludable encontrar un equilibrio entre cuerpo y mente.

Así pues, cuando se decide realizar un tratamiento de micropigmentación para camuflar este tipo de cicatrices, se estudia de manera personalizada cada caso y se encuentra la tonalidad adecuada para realizar un tratamiento que asegure que la cicatriz se cubra consiguiendo unos resultados totalmente naturales.

Como siempre, si tenéis alguna duda concreta, o general, podéis poneros en contacto conmigo, me encantará poder ayudaros.